Todo el contenido de este Blog está protegido por la Constitución de Venezuela, la ley sobre el derecho de autor, el Código Penal, el Código Civil y las demás leyes locales. Está prohibida la utilización de los artículos para cualquier fin comercial o no, a menos que se solicite y se otorgue el correspondiente permiso por escrito.

jueves, 26 de agosto de 2010

LOS DESEOS DEL OTRO.

Ah ver.

Este es un guión un tanto extraño que comencé a trabajar a principios del 2009 y que tenía como objetivo grabarse para una materia de la universidad. Nunca se grabó. Y terminé haciendo un año después FEMENINO. Ayer reunido con mi Co-Guionista (El gran pervertido Aitor Olavarria) ensamblando intelectualmente lo que será mi próximo corto (Woohooo). Por alguna razón en nuestra conversación salió a colación éste guión (Olvidado por mi, y empolvado en los recovecos virtuales de mis carpetas).

Es una historia muy rara. Desconozco porque extraña etapa estaba pasando, hace ya, casi un año medio, para escribir ésta historia bastante ambigua. Lo que si recuerdo, es que escuche por horas y horas, mientras escribía o buscaba inspiración, una canción de The Residents titulada Loneliness, y que ahora, 20 meses después he vuelto a escuchar, y entiendo el ritmo que quería buscar en ésta historia.

La escena final que acompañaría la canción, la tenia visualizada como un plano secuencia.

NOTA:

Aquí les dejo posteada la canción, espero la disfruten mientras leen el guión.

The Residents - Loneliness

Los deseos del otro.

Guión literario

de

Daniel Dannery.

1. INT. RESTAURANT. NOCHE. (7:00 PM)

Un Televisor colocado frente a las mesas del Restaurant transmite una entrevista. En la entrevista un hombre conversa, se le ve en PLANO MEDIO, pero lo que dice no se escucha. Un teléfono celular está colocado sobre la mesa, al lado de este se encuentra un plato de comida a medio terminar, el contenido del plato es el de una ensalada de calabacines y berenjena a cuadros con queso de Búfala en una cesta de Hojaldre, el plato esta medio maquillado con una salsa de Al pesto. El celular indica las 7:00PM en el reloj digital. El teléfono recibe una llamada entrante, y comienza a vibrar, en la pantalla del teléfono aparece: “Llamada privada”. Virginia contesta el teléfono.

VIRGINIA.

¿Sí? –PAUSA- ¿Está misma noche? –PAUSA- ¿Quién te puso en contacto conmigo? –PAUSA- Tendría que llamarlo para corroborar la información, no acostumbro a tratar clientes si antes conocerlos –PAUSA- Cuestiones de seguridad –PAUSA- Si me dicen que eres de confianza, entonces no hay problema, no veremos a las 11 –PAUSA- Yo luego te indicare en dónde. –PAUSA- Muy bien…Vuelve a llamar en 20 minutos.

Virginia tranca el teléfono. Y continúa comiendo. Un camarero sube el volumen al pasar por el televisor, el hombre que habla es identificado en la franja del televisor como: Luis Disanto, psicólogo especializado en investigación científica del delito. Dice lo siguiente:

T.V. LUIS DISANTO.

Alejandro, Magalí… (Refiriéndose a los conductores del programa) Aunque sea difícil de reconocer nadie se acerca a algo que le sea totalmente ajeno. Entre las peores fantasías de un perverso, ya sea un asesino de prostitutas; como lo que tratamos hoy acerca de la situación que lamentablemente esta viviendo nuestra ciudad. Entre esas fantasías y las nuestras, no hay diferencias, pero si las hay en la posibilidad de concretarlas. Hoy estamos viviendo la época del ser humano sicopático:

Al continuar lo que el psicólogo en televisión dice comienza un FUNDIDO A NEGRO.

(CONT) T.V. LUIS DISANTO

…muy ocupado en sí mismo, todo es muy fugaz… Hay antecedentes personales y familiares que se reiteran: abuso psíquico, físico o sexual…

La pantalla queda en negro hasta finalizar el

FUNDIDO A NEGRO.

2. INT. HABITACIÓN DE HOTEL. NOCHE (10:59PM)

INICIO SECUENCIA DE CRÉDITOS INICIALES.

Al fondo de la habitación: una ventana con cortinas a los lados. Del lado izquierdo a la ventana, en la verticalidad del espacio un acomodador de gavetas que no tiene nada sobre si. En la pared izquierda, pegado al muro, un cajón de televisión aéreo, y un televisor sobre él, apagado. Sobre la pared del lado derecho a la ventana un reloj de punteros que marca las 10:59PM. De este mismo lado en verticalidad espacial, la cama. Junto a ella al fondo una pequeña mesa de noche con una pequeña lámpara para leer, un teléfono y el control del televisor.

SONIDO DE PUERTA QUE SE ABRE

Entra Diego (30 años) a la habitación, es un hombre delgado, blanco, de una calva no muy prominente pero con el cabello rapado, usa lentes de ver, va bien vestido. Lleva un pequeño maletín de cuero en la mano derecha. Va directo al acomodador y deja el maletín sobre este, y las llaves de la habitación. Prende el TV y Va hacía el baño.

SONIDO DE PUERTA QUE SE ABRE

Del Televisor se escucha:

NARRADOR TV (V.O)

Los organismos de seguridad del país han dejado pasar la muerte de 4 mujeres, reseñándolas como un número más, en la ola de homicidios diarios en la ciudad.

Regresa esta vez sin el paltó y se dirige nuevamente hacia el acomodador. Desabrocha el botón del cuello de la camisa. Se quita la corbata. Desabrocha los botones de las mangas y las arremanga. Cierra las cortinas de la ventana. Mira a los lados buscando algo.

Mientras ocurre la acción se sigue escuchando el reportaje televisivo.

NARRADOR TV (V.O)

Declaraciones dadas por el director de la morgue, hacen constar que estos sucesos, nada tienen que ver con los actos delictivos que se cometen a diario. El director alega que las 4 mujeres halladas en fechas anacrónicas, eran prostitutas, y fueron encontradas de forma similar en el momento de la exhumación de los cuerpos.

Va hacia la cama, se sienta dándole la espalda a la puerta de entrada a la habitación. Se quita los zapatos. Se recuesta sobre la cama y toma el control remoto del televisor que se encuentra sobre una de las mesas de noche, mira en su reloj la hora, llama por el teléfono de la habitación, y continúa viendo el reportaje.

Mientras ocurre la acción, continúa el reportaje en TV.

TV (V.O)

(VOZ DEL DIRECTOR DE LA MORGUE)

…Si las coincidencias postmortem de estos 4 cadáveres en nuestras investigaciones resultaran ser exactas, nos hallamos ante el primer caso comprobado de un asesino que sigue patrones seriales en nuestro país.

Diego habla por teléfono, mientras la narración de la televisión se da a lugar, y dice:

DIEGO

Si… Suba una botella de vino y dos copas.

Diego tranca el teléfono. Antes de que termine el reportaje en televisión y que el narrador diga lo siguiente:

NARRADOR TV (V.O)

Declaró el director...

Diego comienza a hacer zapping televisivo. A medida que va cambiando de canales, se escucha desde el exterior un leve golpeteo en la puerta de la habitación. Diego apaga el televisor, deja el control remoto sobre la mesa de noche. Se dirige al acomodador. Abre el maletín.

SONIDO DE GOLPETEO EN LA PUERTA

DIEGO.

Un momento.

Diego saca de su espalda una pistola. La introduce dentro del maletín, y de igual manera quita de su mano, un anillo y lo introduce en el maletín. Lo cierra y se dirige hacia la puerta.

FIN DE CRÉDITOS INICIALES.

SOBRE FONDO BLANCO EN LETRAS NEGRAS EL TITULO:

Los deseos del otro.

FUNDIDO A NEGRO.

3. INT. HABITACIÓN DE HOTEL / BAÑO. NOCHE (11:43PM).

El reloj de la pared marca las 11:43PM. Tirada sobre una alfombra blanca se encuentra Virginia (26 años): es una mujer bella, morena, delgada. Su belleza se ve apocada por la situación: mantiene los ojos cerrados como si estuviese durmiendo. El rimel de sus ojos esta corrido, y la pintura de labios se sobre pasa como un manchón sobre el principio de sus mejillas, hay sangre en su labio inferior, y su boca ha sido amordaza con un pañuelo marrón. Su frente esta sudorosa. Una gota de sangre recorre su perfil derecho, hasta caer sobre la parte más cercana de la alfombra que esta frente a sus labios.

Frente a ella en un sillón, nervioso y sudoroso, esta Andrés (46 años), es un hombre un tanto regordete, su mirada está como perdida, lleva puesto el uniforme que lo identifica como un empleado del hotel, un traje gris con una placa que lleva escrito: Andrés Martínez, Botones. Tiene una camisa blanca con el cuello desabrochado. A la altura del bolsillo hay una mancha de sangre. La mancha de sangre se denota como si el hubiese pasado su mano ensangrentada en la camisa para limpiarla. Ve con perturbación a Virginia. Se pasa la mano izquierda por el cabello intentado eliminar el sudor. Su mano derecha esta recostada sobre el brazo del sillón, reluce un pequeño anillo dorado de matrimonio, y la lámpara de noche da brillo a un arma que mantiene con el puño cerrado.

Virginia esta tirada a un costado de la cama de la habitación, sus manos están amarradas con una sabana a la pata de la cama. Lleva un vestido de una pieza. Uno de sus pies esta descalzado, el otro calza un tacón negro. Andrés dice con un tono de cierta inocencia:

ANDRES:

Yo soy solo un botones.

Ella lo ve, tratando de volver en si. El tono de voz de Andrés, es un tono relajado, algo contrario a la situación en la que se encuentran.

ANDRES:

¿Tú ibas en el ascensor verdad?

Ella, asienta afirmativamente con la cabeza, pero su mirada se desvía hacia varias partes.

ANDRES:

(MIRANDO FIJO SUS ZAPATOS)

Yo siempre conozco mucha gente como tú en el ascensor.

Ella lo ve fijamente. E intenta hacer un reconocimiento de su situación.

ANDRES:

(MIRA FIJO EL RELOJ DE PARED QUE SE ENCUENTRA EN LA HABITACIÓN)

Son las personas que más vienen a este lugar.

Ella en un acto de desesperación comienza a llorar. Andrés se para del sillón y deja el arma descansando sobre este. Se acerca a ella, y se para viéndola desde arriba.

ANDRES:

No llores, se te va a correr el maquillaje.

Andrés se encuclilla e intenta quitarle una lágrima de los ojos, con el dedo en el que lleva el anillo. Andrés se para, y se dirige al baño. Ella intenta persuadirlo con gemidos, pero el hace caso omiso e igual entra al baño. Al entrar ve el cadáver de Diego tirado en el piso, detalla el tiro que hay en su abdomen, y cierra la puerta del baño. Al cerrarla se encuclilla ante Diego y busca el pulso. Ve una toalla de manos guindado en la baranda al lado del lavamanos. Se para. Toma la toalla. Abre el grifo del lavamanos y moja la toalla en el agua.

FUNDIDO A NEGRO.

4. INT. HABITACIÓN DE HOTEL. NOCHE (11:11PM)

Diego y Virginia están sentados sobre la cama. Ella sostiene entre sus manos dos copas de vino. El intenta destapar la botella con un abre corchos. Al destaparla, vierte una porción de vino para cada uno. Diego se para de la cama, y se dirige al mesón donde deja la botella. El camina hacía la cama de regreso, y Virginia se para de la cama y da unos pasos con las dos copas de vino en la mano hacía donde está el. Una de las copas se la acerca a Diego, quien la recibe con agrado. Ella dice:

VIRGINIA.

(SONRIENDO)

¿Y qué celebramos?

DIEGO.

(SEDUCTOR)

Mi cumpleaños.

VIRGINIA.

(PICARA)

Pues te voy a dar un regalo que nunca olvidaras.

Diego se acerca para besarla. Empiezan a besarse. Mientras se besan, Virginia accidentalmente deja verter el contenido de la copa sobre la camisa de Diego. Diego se molesta. Empuja a Virginia, quien da unos pasos hacia atrás, Virginia lo ve con ira. Diego va directamente hacía el baño, y cierra la puerta de un solo golpe.

VIRGINIA.

(CON RABIA)

Imbecil.

Virginia comprueba que Diego no este a punto de salir del baño. Mira el charco de vino que se ha formado en la alfombra. Camina hacía donde Diego dejo su chaqueta, deja su copa de vino al lado del maletín. Virginia busca entre la chaqueta, y consigue un fajo de dinero, mira hacia la puerta del baño con cierto nerviosismo, y sustrae un poco menos de la mitad, del dinero, coloca nuevamente el fajo de billetes en la chaqueta. Al devolverse nuevamente a la cama, ve el maletín de Diego y lo abre. Revisa el contenido, y descubre el arma. En ese momento Diego sale del baño.

DIEGO.

¿Qué estás haciendo?

Diego cierra los puños de la mano y se abalanza rápidamente hacía donde esta Virginia. Virginia en un acto de defensa, agarra el arma del maletín, el movimiento brusco de su mano, hace salir volando la copa. La copa cae al lado de la cama rompiéndose en pedazos. Virginia le dispara a Diego en el estomago. Se queda impactada por lo que acaba de hacer y deja caer el arma al piso. Ve a Diego tendido en el suelo por unos segundos. Comienza a ver a los lados. En un acto inesperado, va hacía el televisor y lo enciende. Le da el máximo volumen. En la televisión trasmiten comerciales. Va hacía donde esta el cuerpo de Diego, y lo agarra por los brazos. Con dificultad lo arrastra hasta el interior del baño. Y cierra la puerta.

FUNDIDO A NEGRO.

5. INT. OFICINA. NOCHE.

La oficina, es un cubículo blanco, la decoración es absolutamente minimalista. Sentado en una silla está Andrés, quien ve la Televisión; que se encuentra colocada en un pequeño escritorio. Al lado del televisor, hay un teléfono, con las líneas internas del hotel. En televisión una viñeta informa sobre la persona que está hablando: Mario Guerra. Director de la policía central. Dice:

MARIO:

Lo que planteas no tiene sentido. Fíjate, en lo que va de año se han registrado 461 casos por muertes violentas, yo no puedo parar las investigaciones de estos casos, que bien han sido por armas de fuego, armas blancas y objetos contundentes, para atrapar a un supuesto asesino de prostitutas.

Mientras continúa la narración en televisión.

V.O. (CONT.) MARIO.

Si lo que buscan es la existencia de un patrón serial, pues bien esos 461 cadáveres, también entran dentro de ese patrón, cualquiera que ha matado más de dos veces, entra en ese concepto…lo que yo creo que hay aquí es un juego mediático para desprestigiar al departamento…

Suena el teléfono. Andrés contesta. Mientras escucha por el auricular mantiene la mirada fija en el televisor. Saca una libreta de anotaciones y escribe lo siguiente:

Acomodar el 304Verificar ruido proveniente de la 410”

Andrés dice por teléfono:

ANDRES:

Muy bien señor.

Andrés tranca el teléfono. Apaga el televisor. Y toma una bandeja que esta colocada sobre la mesa.

CORTE A.

6. INT. HABITACIÓN DE HOTEL. NOCHE. (11:32PM)

El reloj marca las 11:32PM. Virginia se esta colocando los tacones. Recoge su cartera que esta sobre la cama. Apaga el televisor. Al dirigirse hacía la puerta, tropieza con el arma que esta en el piso. Se agacha, la toma entre sus manos y abre camino hacía la puerta. Antes de salir y meter el arma en su bolso Andrés abre la puerta.

SONIDO DE PUERTA QUE SE ABRE.

En su otra mano lleva una bandeja. Ve que Virginia tiene un arma. Virginia ve a Andrés. Andrés golpea fulminantemente a Virginia en la cabeza, antes de que ella pueda apuntar. El sonido de un disparo, se oye seco.

FUNDIDO A NEGRO.

7. INT. HABITACIÓN DE HOTEL. NOCHE. (11:48PM)

El reloj marca las 11:48PM. Andrés pasa una toalla mojada sobre el rostro de Virginia. En vez de borrar la mancha negra que se ha formado bajo los ojos y lo largo de su rostro, por el corrido del rimel, la incrementa.

ANDRES.

(MIENTRAS LE LIMPIA LA CARA)

Ahora uno nunca sabe con que tipo de gente se puede encontrar. Hay gente muy mala.

Andrés deja de limpiarla. Se para y se sienta en la cama y dice:

ANDRES.

(MIRA FIJAMENTE A LA PUERTA DEL BAÑO)

Pero tú... tú no tienes cara de hacerle daño a nadie.

Virginia intenta decir algo. Andrés se acerca a ella y se encuclilla frente a su cara. Le quita la mordaza. Y ella le dice:

VIRGINIA.

El me quería matar. Fue un accidente.

Andrés aún encuclillas, pasa su mano por la cabellera de ella y le dice:

ANDRES.

¿Y porqué tenías la pistola?

VIRGINIA.

No sé, estaba nerviosa... la iba a botar.

Andrés se para. Y vuelve a sentarse en el colchón. La mira. Luego de un silencio corto dice:

ANDRES.

Será un secreto.

Virginia intenta contener el llanto, e intenta buscar una postura más cómoda sin encontrarlo. Le dice:

VIRGINIA.

¿Por qué no me sueltas?

Andrés la ve por un momento y luego fija la mirada en el horizonte. Y dice:

ANDRES.

Mi madre me decía que lo más divertido de la vida eran los secretos.

(Reaccionando, mira a Virginia)

Ahora tenemos un secreto entre los dos. ¿Cómo te llamas?

VIRGINIA.

Virginia.

Andrés se para de la cama. Mientras lo hace dice:

ANDRES.

Como la escritora. ¿La conoces?

Andrés camina hacía el mesón. Y Virginia le dice:

VIRGINIA.

¿Por qué no me sueltas? Sólo quiero irme a mi casa, mi familia debe estar preocupada.

Andrés ve la botella de vino y una copa vacía. Mientras sirve vino en la copa dice:

ANDRES.

Clarissa...

(Voltea a verla y ríe)

No... No te pareces en nada a ella.

VIRGINIA.

¿Qué vas a hacerme?

Andrés con la copa de vino entre las manos y ahora dándole el frente se le queda viendo. Ella le dice:

VIRGINIA.

¿Por qué no me sueltas?

(Virginia comienza a llorar repentinamente)

El se acerca a ella, con paso rápido. Y se encuclilla nuevamente. Le dice:

ANDRES.

Se te va a seguir corriendo el maquillaje...

Andrés le da de beber un poco de vino, ella acepta. Mientras lo hace continúa diciendo:

ANDRES.

Se ven feas con el maquillaje corrido, y tú eres hermosa.

Virginia lo ve por un instante. Y le dice:

VIRGINIA.

Eso... ¿Eso es lo qué quieres?... yo no tengo problema en hacerlo.

Andrés se para nuevamente. Esta vez con brusquedad. Mientras lo hace dice:

ANDRES.

Yo no quiero nada.

Andrés se dirige hasta el sillón donde se encontraba sentado anteriormente, toma el arma de nuevo entre sus manos. Y le dice:

ANDRES.

Discúlpame. No quería golpearte. Todos los días veo gente como tú. Algunas salen más tristes que otras.

VIRGINIA.

¿Cuál es tu nombre?

ANDRES.

Andrés.

Virginia Comienza a llorar nuevamente.

ANDRES.

(Con molestia)

Por favor no llores más.

(Tranquilizándose)

¿Qué quieres que hagamos?

VIRGINIA.

¿Con qué?

Andrés no responde.

VIRGINIA.

No sé. Nada. Sólo quiero irme de aquí, mi familia...

ANDRES.

Y te iras.

Andrés comprueba que el arma este cargada. Virginia lo ve. Y cierra los ojos.

CORTE A.

8. INT. BAÑO DE LA HABITACIÓN. NOCHE.

Andrés se mira en el espejo del baño. Tiene la frente sudada. Se seca con la mano. Al secarse, mira la argolla que tiene en uno de sus dedos. La tantea con su otra mano. Vuelve a mirarse en el espejo. Rompe con el culo de la pistola el espejo en un arranque de ira. Diego que está en el piso recobra el aliento. Andrés se da cuenta de ello. Diego intenta decir algo pero no puede. Andrés se encuclilla ante Diego. Diego vocifera entre dientes:

DIEGO.

Ayúdame.

Andrés lo mira. Y pone la mano en la que tiene la sortija sobre el cuello de Diego. Diego trata de luchar por su vida. Andrés ejerce más presión, en el forcejeo termina acostado sobre Diego, estrangulándolo con sus dos manos. Diego no puede más, sus ojos se viran hacía atrás y muere. Andrés respira fuertemente, y quita sus manos del cuello de Diego.

CORTE A.

9. INT. ASCENSOR DE HOTEL. NOCHE. (10:53PM)

En el reloj que lleva Diego en su muñeca izquierda son las 10:53PM. Diego y Andrés van en el ascensor. Andrés está parado justo enfrente de los botones del ascensor. Diego esta del otro lado. Andrés pregunta con la mirada clavada en el piso:

ANDRES.

¿Piso?

Diego revisa el número de la habitación en la llave que le han dado.

DIEGO.

El que me lleve a la habitación 410

ANDRES.

(Con la mirada en el tablero de botones)

Andrés marca en el tablero, el botón que lleva el número 4. Diego ve por un instante a Andrés, y le dice:

DIEGO.

Conoces bien tu trabajo.

ANDRES.

(Andrés mira fijamente hacia el piso)

Si, señor.

DIEGO.

Eso es importante en cualquier lado.

ANDRES.

(Sin despegar la mirada del piso)

Muy bien señor.

El ascensor llega al piso 4. El número que lo indica aparece sobre las puertas. Las puertas del ascensor se abren. Diego saca un fajo de billetes. Toma un billete de 100Bs. Y se lo da a Andrés.

DIEGO.

Hoy estoy feliz. Tomate unas copas por mi.

Andrés sin expresión alguna toma el billete. Diego sale del ascensor. Andrés lo ve caminar hacía la habitación. Las puertas del ascensor se cierran.

CORTE A.

10. INT. HABITACIÓN DE HOTEL. NOCHE. (11:57PM)

Virginia busca zafarse las manos. Tropieza con uno de los pedazos rotos de la copa. Lo toma e intenta romper la tela con ello. A tientas no logra hacer nada. Andrés sale del baño. Virginia con una de sus manos presiona el cristal roto. Andrés va en busca de la bandeja. Prende la televisión. Y se sienta en la cama a verla, la bandeja la tiene apoyada en las piernas. Hace zapping. Lo que se muestra son puras propagandas, dibujos animados, series, fragmentos de películas. La apaga. Sentado desde la cama dice:

ANDRES.

Yo también tengo familia. Tengo un hijo...aún está pequeño.

Andrés se para y va hacía el mesón. Ve el maletín de Diego, deja el arma dentro del maletín. Camina hacía la puerta. Antes de abrirla dice:

ANDRES.

No puedo hacer nada por ti.

VIRGINIA.

(Llorando)

Si puedes, desátame… No me dejes aquí por favor.

Andrés la ve por un momento, baja la mirada, abre la puerta y sale de la habitación.

CORTE A.

11. INT. HABITACIÓN DE HOTEL. NOCHE. (12:04PM)

El manubrio brilla como una bombilla. El reloj marca las 12:04PM.

(COMIENZA A SONAR LONELINESS DE THE RESIDENTS)

La puerta se ve mucho más lejana. En el baño yace el cadáver de Diego. Al salir del baño, en el recorrido hasta el mesón, se logran ver los pies de Virginia, que se mueven frenéticamente. Sobre el mesón, esta el maletín abierto. En el interior del maletín, hay una identificación de Diego, que lo documenta como un policía. En el piso yace tendido el cuerpo de Virginia, intenta zafarse desesperadamente con el pedazo de vidrio. Sus ojos reflejan angustia. El reloj Marca las 12:05PM. Su teléfono celular colocado en la cama comienza a vibrar. La llamada se identifica como: Mamá llamando.

(LA MÚSICA DEJA DE SONAR)

FADE IN.

SECUENCIA DE CRÉDITOS FINALES.

Sobre fondo blanco y letras negras.


2009.

DaDa.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...